martes, 27 de diciembre de 2011

Llega un momento en el que decides que tu vida tiene que dar un giro, que todo debe cambiar, evolucionar. Ese momento ha llegado. Entre ayer y hoy he tomado una serie de decisiones que harán que mi vida cambie completamente. Y está completamente decidido... por mucho que duela, que lo que he hecho es lo que tenía que hacer, y que no voy a echar marcha atrás. Es uno de los propósitos para el nuevo año... Sé terminaron está serie de cosas, sé terminó sufrir por lo imposible. No es el darme por vencida lo que quiero hacer, pero no quiero gastar fueras para nada. Quiero luchar por lo que sé que tengo que hacerlo: mi familia. Que son los únicos que realmente están ahí cuando los necesito. Porque amigos..., ¿qué es eso? Colegas tengo muchos... pero amigos... Amigos no me quedan. Se han ido por sus propios medios, o los he echado yo con el tiempo, quién sabe. Para el 2012 pido tener gente en la que apoyarme y que no se vaya a la primera de cambio. Simplemente eso.

2 comentarios:

  1. los propositos y los giros se pueden hacer en cualquier momento, pero si necesitas un uno de enero para reflexionar, bienvenido sea.

    ResponderEliminar
  2. La verdad es que los "conocidos" nos rodean, pero los amigos... la verdad es que a veces se echan de menos.
    Elegir dejar de luchar por algo, no tiene por qué significar "rendirse". Como tú bien has dicho, ¿Por qué sufrir por algo imposible?

    ResponderEliminar