miércoles, 17 de octubre de 2012

A veces solo necesito un abrazo de los que te hacen romper a llorar.

A veces, me pongo a pensar y me doy cuenta de que he perdido mucha gente importante en poco tiempo. Que gente que yo creía imprescindible ha prescindido de mí. 
Me pongo ha pensar que suelo darlo todo por la gente y no suelo recibir nada a cambio. 
Es triste, pero ahora mismo no sé si habrá alguien a mi lado cuando de verdad lo necesite. Porque los "siempre estaré ahí" no existen. Son mentiras que se dicen en el momento porque quedan bien. Son mentiras que muchas veces me creo por no aceptar que no va a ser así.
Lo peor es que yo sí suelo ser de las que siempre están ahí. Sí suelo ser de las que siempre va detrás cuando mis amigas están mal, y empiezo a estar cansada de ser yo. 

A veces, solo necesito un abrazo de los que te hacen romper a llorar y sacar todo lo que tienes dentro y no ha podido salir cuando debía. 
A veces, solo necesito otra sonrisa para sonreír.
A veces, solo necesito verte ahí cuando estoy mal. 
A veces, solo necesito una amistad en la que confiar de verdad. 

1 comentario: