miércoles, 14 de septiembre de 2011

Llegó el fin. Para siempre.

 Soy una de esas personas a las que no le gusta que alguien le diga que no dos veces. Y tú te encargas de recordármelo a a diario. Basta. Se acabó. Lo siento pero no, no lo aguanto más. Estoy harta. Estoy harta de ti. Estoy harta de perder el tiempo, porque es lo único que he hecho desde que me dijiste que te esperara. ¿Esperar para qué? ¿Para que te cansaras de mi porque "no hablamos"? No, hijo, no, las cosas no son así. Estás muy equivocado.
 Me he cansado de que creas que te puedes reír de mí. No voy a soportarlo más. Esto llegó al final. Tu "amiga" tal y como la conoces ha muerto. Tú la has matado. Voy a volver a ser la que era antes de enamorarme de ti: siniestra, oscura, rara... Como quieras llamarme, me da igual.
 Seguiré siendo tu amiga, SIEMPRE . Pero solo eso, es decir, no te arrepientas, porque ya me he cansado de tus juegos. Te lo dije una vez y te lo repito: Yo no soy tu muñeca. Si te aburres ponte a jugar a la play, pero no lo intentes conmigo, porque no pienso volver a caer en tu red.
 Esto a terminado para siempre, y esta vez de verdad. Me he cansado ya de ti, de tus rayadas, de tus cambios de humor, de la forma en la que me tratas. Te quiero, te quiero muchísimo, pero solo como amigo, y te aseguro que me ha costado mucho aceptarlo, pero es lo que hay. No puedo hacer nada más. Lo he intentado todo, pero no a habido suerte. Algo ha querido que esto no haya salido bien, y hay que aceptarlo. Yo también merezco ser feliz, ¿no crees?
 Y tengo con quien..., aunque lo veo difícil, no pierdo nada -que no haya perdido ya- por intentarlo.
 Tengo que olvidar todo cuanto ha pasado estos últimos meses. Tengo que olvidar que un día estuve enamorada de mí.

  Sé que muchas -por no decir todas- de las personas que hayan leído esto, estarán pensando que no le importa nada lo que acaban de leer. Yo no quiero aburrir a nadie, pero lo siento, tenía que desahogarme. No podía más con esto.

 Sé acabo. Lo nuestro es pasado.

2 comentarios:

  1. Que duro todo. Mucho ánimo. Aunque si repites muchas veces que alguien es solo un amigo... quizás sea algo más.

    ResponderEliminar
  2. Te equivocas en algo. A mí al menos sí que me importa y sí me interesa. Yo me he sentido así varias veces por la misma personas. Tienes razón, no somos muñecas. No tienen ni que intentar jugar con nosotras. La entrada está llena de rabia y sinceridad. Me gusta muchísimo en serio. A veces la mejor forma de desahogarte es escribir para todos y para nadie a la vez. Muchísimo ánimo con tu decisión. Cuesta llegar hasta ese punto, pero cuando lo consigues te aseguro que merece la pena.

    Por cierto, el segundo libro de Retrum es increible. Las últimas 4 páginas te sorprenderán muchísimo.

    ResponderEliminar